Libertad

Esa noche soñó que un pájaro enjaulado escapaba y volaba libre, cuando despertó sintió que era una revelación.

Salió de su casa y caminó hasta lo más alto de la montaña cerca de su casa. Durante horas pensó en su vida y en todo lo que había logrado. Estaba en la cima del éxito y vivía como muchos anhelan vivir, pero sabía que algo faltaba.  

Ese día no regresó a su casa, y con el tiempo su esposa entendió que jamás lo haría. Ahora vive feliz, caminando sin rumbo por las calles del centro, cantando su canción favorita, con el cielo como su techo y sin ninguna preocupación en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *