Avistamiento de ballenas en Bahía Solano

Entre las muchas maravillas naturales que ocurren todos los días en Colombia, una de las que considero más hermosa es la temporada de avistamiento de ballenas.

Año tras año estos gigantes del mar eligen las aguas del pacífico para tener a sus crías y buscar alimento.

Los lugares privilegiados que reciben a estos hermosos visitantes son Nuquí, La Isla Gorgona y Bahía Solano.

Este año tuve la oportunidad de ir a este último a disfrutar unos días de la temporada, y debo confesar que fue una de las mejores experiencias que he vivido hasta ahora.

Hoy quiero compartir 4 consejos prácticos para aprovechar al máximo la temporada de avistamiento de ballenas en Bahía Solano. Para que no te pierdas de nada y vivas una experiencia realmente única.

La mejor época para ir es Agosto

Aunque oficialmente la temporada de avistamiento de ballenas en Colombia va de julio a noviembre, el mes de agosto es el mes en el que hay más de ellas jugueteando por ahí.

Después de agosto las ballenas son mucho más esquivas porque están cuidando a sus crías, y para noviembre la mayoría  ya ha partido nuevamente hacia el norte. Las únicas que quedan son las que tuvieron a sus ballenatos tarde y estas no son fáciles de encontrar.

De igual manera, antes de agosto las ballenas apenas están llegando y permanecen más tiempo bajo el agua.

Contrata a un local

Muchos hoteles ofrecen en sus paquetes la opción de hacer avistamiento de ballenas, y eso está muy bien. Pero si eres de los que viaja por libre y no ha contratado ningún tour, la mejor opción es buscar a alguien local, con lancha, que te lleve a buscar las ballenas.

Te cuento mi experiencia: Yo iba a contratar el tour del hotel que tenía un costo de $150.000 pesos por persona. El tour incluía el avistamiento, el almuerzo y un paseo por la playa Mecana.

Sin embargo algo surgió y no pude salir con ellos. Afortunadamente un amigo que conocí en el aeropuerto me presentó a un local que también llevaba a turistas a hacer el avistamiento por $85.000.

El precio incluía al avistamiento, el almuerzo en la Playa Huina y hacer snorkel en esa misma playa. Básicamente hice más pero pagué menos por ello.

Además, una de las ventajas de contratar a alguien local, a parte de la reducción de gastos, es que ellos saben exactamente dónde encontrar las ballenas y cómo hacer para que no huyan.

Mientras que algunos tours, como están tan llenos de personas, terminan por espantarlas y obligarlas a irse a otro lugar más tranquilo. Lo que me lleva al siguiente consejo.

Haz silencio

Yo sé que la emoción que genera ver cómo la ballena salta y saca su cola es incontrolable. Pero entre más ruido hagamos, las ballenas se van a poner más esquivas, por lo que es mejor apagar el motor de la lancha y las observen en silencio.

Por supuesto que a veces las ballenas siguen saltando y jugueteando sin importar los gritos fascinados de los turistas, pero si la ballena tiene su bebé y hay mucho ruido, lo más probable es que decida irse del lugar.

Aprovecha la lluvia

Así sea difícil de creer las ballenas salen más a la superficie cuando está lloviendo que cuando está soleado.

Esto no quiere decir que si hay mucho sol no van a salir, sino que si ya tienes planeado ir a ver ballenas y empieza a llover, no te desanimes, pues habrá más posibilidades de que la veas saltar y lanzar su chorros de agua.

Te cuento mi experiencia: Yo fui en octubre a Bahía Solano, un mes en el que no hay muchas ballenas por ahí.

El día era precioso y alcanzamos a ver unas cuantas ballenas a lo lejos, sin embargo cada vez que nos acercábamos ya se habían ido.

Después de almorzar y de hacer snorkel en Huina, decidimos regresar al hotel.

Estaba un poco decepcionada porque esperaba ver las ballenas más de cerca. Sin embargo, en ese momento un aguacero torrencial se dio justo donde estábamos, cuando de repente la vimos: ¡Una ballena jugueteando feliz con su ballenato!

Inmediatamente Alex, el señor con nos hizo todo el recorrido, apagó el motor y las 5 chicas que íbamos en la lancha hicimos un silencio total.

Efectivamente la ballena y su bebé nadaron junto a nosotros sin problema. Debido a la cantidad de lluvia que estaba cayendo, no pude tomar la foto que quería, pero el recuerdo nunca se me va a borrar de la memoria.

Son muchos los colombianos que desconocen que este espectáculo natural se da a unas cuantas ciudades de distancia, lo cual es algo realmente triste.

Y es que este país esconde tantas maravillas que, el vivir aquí y no atreverse a descubrirlas, es un verdadero desperdicio.

Es por esto que mi invitación es a que olvides los destinos convencionales y te atrevas a vivir y descubrir esos destinos emergentes que no son tan populares. Con seguridad la experiencia va a ser muchísimo más placentera y enriquecedora.

One Reply to “Avistamiento de ballenas en Bahía Solano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *